¿Quién acude más al cine? ¿Los hombres o las mujeres?

Los hombres acuden más al cine que las mujeres. Mientras ellos optan por la pantalla gigante y los eventos deportivos, la elección de ellas es el teatro y los libros.

Hombres, mujeres y el cine

Los estudios a nivel europeo, caso del presentado por Eurostat, o los que se han realizado a nivel nacional, como el del diario Público, coinciden en señalar que el porcentaje de hombres que acuden a las salas de cines es mayor que el de las mujeres. Desde 2008 hasta 2011, el porcentaje de cinéfilos ha oscilado entre el 63 y el 53%. Por otra parte, el promedio de mujeres frente a la gran pantalla ha estado entre el 55 y el 50%. Otros datos relacionados muestran que los hábitos de ellas se dirigen más al teatro y la lectura, mientras que ellos optan por las salas de cine y los eventos deportivos.

El perfil de los cinéfilos

Los hombres y mujeres tienen también gustos diferentes a la hora de establecer prioridades eligiendo géneros cinematográficos. La primera opción entre el público masculino son las cintas de acción y aventura. Ruido, movimiento a raudales, efectos especiales, tiros, velocidad y especialistas, es el cóctel preferido. Tras éstas, las de dibujos animados y las infantiles son sus otras opciones. Las féminas optan por las comedias románticas como primera opción, seguidas por los filmes dramáticos. Al último puesto relegan las de dibujos animados y las infantiles.

La caída en la asistencia a las salas de cine

La asistencia al cine en Europa y en España muestra una clara tendencia de caída. Los factores que la provocan son múltiples: crisis económica, cambio de hábitos en los consumidores, que optan por ver cine en casa o a través de Internet, o la digitalización de las salas, que ha llevado al cierre a cientos de ellas. El cine sigue siendo un producto de ocio consumido por hombres y mujeres. Sin embargo, en lo que han logrado ponerse de acuerdo es en dejar las salas cada vez más vacías, especialmente las que exhiben el producto nacional. El cine español es cada vez menos consumido dentro de España.

Imagen de Sergej KhackimullinSimilar Posts: