Cómo no perder el uniforme de los niños
Mar07

Cómo no perder el uniforme de los niños

Los uniformes escolares y de actividades extraescolares son muy cómodos para las madres, pero también son una gran preocupación porque es muy habitual que las prendas se extravíen y que los niños se confundan llevando a casa jerséis y camisetas de otros compañeros. Para evitar esta situación lo ideal es poner etiquetas a la ropa de nuestros hijos. Cada niño con su uniforme En todas las escuelas infantiles piden a los padres que marquen la ropa de sus hijos. Esta costumbre, conforme los niños van creciendo, se va perdiendo, como se van perdiendo las prendas de ropa, provocando que cada año durante el curso haya que volver a comprar uniformes. Esta situación tiene una solución muy fácil: poner en las prendas etiquetas personalizadas. Existen diferentes tipos de etiquetas para marcar ropa. Las más comunes son las que se adhieren al tejido con el calor de la plancha, son de formato pequeño y no sobresalen de la prenda. También son muy útiles las que son a modo de cinta para poder colgar las prendas, éstas son ideales para chaquetas y abrigos, ya que además de identificar al dueño de la prenda porque sobre ella se imprime el nombre, al colgarlas se mantienen más seguras, minimizando el riesgo de extravío o pérdida. La gran novedad en cuanto a etiquetas para personalizar la ropa se refiere son los sellos que se ponen sobre la prenda y quedan impresos en el propio tejido, sin ningún tipo de etiqueta. Cualquier tipo de señal para marcar las prendas de ropa es lavable a altas temperaturas con cualquier tipo de detergente y también se pueden utilizar en la secadora. Etiquetas personalizadas Las etiquetas para la ropa se pueden personalizar para que resulten más originales. El usuario puede elegir el tipo de letra, el color de la etiqueta y de la letra e incluso si quiere poner un dibujo o un icono. Es muy recomendable que las etiquetas sean de tejido, ya que eso garantiza su durabilidad y su resistencia a lavados, secados y planchado, pues las etiquetas que no son tejidas suelen despegarse al poco tiempo de uso. Imagen de Gennadiy Poznyakov –...

Leer más
Todo listo para la llegada del primer bebé
Ene12

Todo listo para la llegada del primer bebé

La llegada del primer hijo es uno de los acontecimientos más especiales y bonitos en la vida de una mujer, pero también es uno de los momentos en los que se tienen más inseguridades y miedos. La clave del éxito consiste en tener todo bien organizado antes del nacimiento, dejarse guiar por el instinto y apoyarse en la pareja y otras personas de confianza. Cómo preparar la llegada del bebé La mujer debe vivir el embarazo como un momento de felicidad y olvidarse de las preocupaciones, pero lo cierto es que conforme van pasando las semanas y el nacimiento es inminente comienzan a surgir dudas e inseguridades. Una de las más frecuentes es el miedo a no saber cómo tratar al bebé y a detectar sus necesidades: “¿y si no sé cambiarle el pañal o curarle el cordón umbilical?”, “¿cómo sabré por qué llora?”. Éstas y otras muchas dudas surgen durante el embarazo, sin embargo, todas se disipan una vez se tiene al bebé en brazos por primera vez: el instinto maternal aflora y la madre es capaz de cambiar al bebé, alimentarlo y poner una lavadora al mismo tiempo. Otra de las preocupaciones comunes llega en el momento de comprar lo necesario para el bebé, lo que en la práctica es más complicado que cuidar al bebé, pues hay tanta oferta de artículos de puericultura que las madres acaban comprando de todo y utilizando sólo la mitad, por eso hay que comprar racionalmente pensando si realmente se va a utilizar. Lo ideal es comprar sólo lo imprescindible e ir comprando otras cosas si surge la necesidad, por ejemplo, ¿para qué comprar cinco chupetes si quizá el bebé no quiera utilizarlo? La racionalidad y el sentido común aplicados a cualquier situación y decisión serán la clave para afrontar las primeras semanas de vida del bebé. Foto: mihhailov –...

Leer más
Ser madre a partir de los 40
Dic04

Ser madre a partir de los 40

Ser madre, después de haber cumplido los 40, es una situación cada vez más común. Quedar embarazada a esa edad supone más riesgos pero no todo son inconvenientes. La madurez para educar a los hijos es una de sus ventajas. Mamá con más de 40 Las famosas son un ejemplo de mujeres que deciden ser madres cuando ya han pasado los 40. Muchas de ellas han esperado hasta entonces por cuestiones relacionadas con sus carreras profesionales. Precisamente, esta razón es la que ha llevado a gran cantidad de mujeres a aplazar su maternidad. Tras acabar los estudios, encontrar un trabajo estable y asentarse en el hogar, no es extraño que los 40 estén próximos. El cuerpo ya no está en su mejor momento para asumir un embarazo pero la mente sí. Muchas veces, eso es suficiente. Lo positivo de un embarazo después de los 40 La madurez mental de la madre es lo más positivo de tomar esta decisión. Existen estudios que demuestran que a estas edades hay más formación y mayores recursos para tomar decisiones inteligentes. Otro aspecto positivo es relativo a la alimentación. A esta edad se tiene mayor capacidad para elegir una alimentación equilibrada y transmitir esas costumbres al hijo. Inconvenientes de ser madre después de los 40 El más importante de los inconvenientes es la dificultad biológica de quedar embarazada. La maternidad y paternidad son más complicadas a esas edades y, a veces, es necesario recurrir a métodos de reproducción asistida. Además aumenta el riesgo de anomalías congénitas en el feto y de abortos espontáneos. Imagen de Alena Ozerova –...

Leer más
Mujeres y directivas
Oct26

Mujeres y directivas

La distancia que debe recorrer una mujer para convertirse en directiva supera, en mucho, al camino reservado al hombre. Las mujeres sobradamente preparadas no son visibles y solo el 3,2% llega a dirigir empresas o firmas. La visibilidad laboral de la mujer Más del 50% de la población mundial son mujeres, pero las grandes empresas y firmas y los gobiernos no tienen la misma proporción de puestos de gerencia y dirección, reservados para ellas. El principal obstáculo que encuentra la mujer, en su escalada hacia los puestos de decisión de las grandes empresas, es la visibilidad. La actividad laboral de la mujer, su formación, sus capacidades y sus destrezas, pasan muchas veces inadvertidas. Un gran número de directivos está convencido de que tener una mujer al frente de la empresa es una opción inteligente, pero insisten en argumentar que no encuentran mujeres suficientemente preparadas. Larga distancia desde la teoría a la práctica Solo el 3,2% de las grandes firmas confía el puesto de máxima responsabilidad a una mujer. En los consejos de administración de las grandes empresas, solo una de cada siete personas es mujer, representando un 14% del total. Cada año, sin embargo, el 60% de las personas graduadas en estudios universitarios son mujeres. Para cumplir el objetivo fijado por la Unión Europea, una representación del 40% en 2020, es necesario avanzar al triple de velocidad. La distancia es extremadamente larga, desde la teoría a la práctica, y el ritmo actual necesitaría de 60 años para cumplir el objetivo fijado. La importancia del talento femenino Constantemente se hace referencia a la enorme importancia que tiene el talento femenino, sus cualidades colaborativas, su capacidad multitarea y su talante para superar obstáculos. Ni todas esas cualidades ni otras fórmulas practicadas, como el protocolo de igualdad, parecen ser efectivas. La cultura empresarial sigue cómodamente estancada en su rol masculino. A la mujer no le basta licenciarse con mejores notas o mayor cantidad de títulos. El poder empresarial en Europa y España se anuda en la corbata. Los altos niveles formativos de los hombres no son suficiente para evitar la discriminación hacia la mujer y, en especial, hacia su capacidad de trabajo. Imagen de alphaspirit –...

Leer más