Cánones de belleza de la alfombra roja

hay estrellas de cine que tratan de disimular su estaturaMucho se habla de las condiciones, belleza y todo tipo de cuestiones que afectan al físico de los personajes populares. Más si cabe si se habla de estrellas de cine y grandes actores o actrices del panorama cinematográficos. Pues bien, la altura de los famosos es algo que en el cine siempre ha generado controversia.

Canon de belleza

En la actualidad el baremo de la belleza es algo estandarizado. Las actrices deben ser de estatura media-alta, rubias por regla general, atractivas en su constitución física y con cierto exotismo. Ellos, por su lado deben ser altos, guapos, morenos por lo general y fuertes físicamente. El sector cinematográfico tiene muy en cuenta los diferentes aspectos físicos para elegir a sus ídolos. Esto es así, y ha sido así siempre. A lo largo de la historia del cine siempre han tenido más éxitos aquellos actores y actrices más agraciados físicamente. Hasta el punto de que algunos que no lo eran tanto, simplemente ocupaban el papel del feo, pequeño, raro… La altura de los famosos también era un parámetro a tener en cuenta, aunque no siempre ha tenido especial importancia. Actores como Danny de Vito o Woody Allen, han encontrado su punto carismático y ser reconocidos como auténticas estrellas cinematográficas.

Situaciones comunes

Es común en el sector audiovisual tratar de seguir los parámetros marcados por la sociedad, o más bien, marcados por ellos mismos para la sociedad. Por ello era habitual y lo sigue siendo en el rodaje de las películas que todos los actores y actrices se maquillen en busca de la perfección. También es común el retoque fotográfico y de postproducción para un acabado casi mágico… Y hasta en la altura de los famosos se hacen cambios. Es habitual tratar de compensar las alturas de los diferentes actores con pequeños tacones para que los chicos estén a la altura de las chicas. En general es difícil escapar a estas comparaciones constantes y a estar siempre delante de los focos, aunque también es cierto que un poco más de naturalidad no iría mal.

Foto: Stihl024 – Fotolia
Similar Posts: