El precio de la fama

Estrellas estrelladasAlcanzar la fama es el sueño de muchas personas. Los jóvenes, actores y actrices, quieren ser estrellas de cine. Sin embargo, el estrellato es un arma de doble filo y trae consigo situaciones que no todos los famosos logran manejar con éxito.

La fama, el estrellato y las celebridades

El concepto de fama y la condición de famoso ha ido evolucionando con el paso de los años. Las personas en la cima del estrellato ganan el derecho a un trono del que el público decide no bajarlos. Pero el trono no es lo suficientemente grande como para albergar los deseos de cientos de miles de personas que aspiran a conquistarlo. Por ello, muchas celebridades son impulsadas a un ascenso veloz a la cúspide y una más rápida caída hacia el agujero del olvido popular.

La factura que pasa la fama

Llegar a lo más alto no es fácil y el precio que cuesta la estancia en la cima ha llevado a muchas personas a sufrir –más que a disfrutar– el estrellato. Este hecho es más claro aún entre los profesionales del cine. Los actores y actrices son conocidos a través de sus roles en las películas. Para la mayoría, las personalidades reales de estos no son importantes y sí, mantener las características que les suponen y que están asociadas a las de sus personajes. De otra parte, el uso y abuso de drogas conduce a muchos a clínicas de rehabilitación, instituciones mentales o incluso la muerte.

Las vías de escape de las estrellas

Muchas estrellas de cine han logrado combinar su vida personal y profesional. Mantenerlas separadas es el secreto y la forma más eficaz de conseguir el objetivo. Pero los más jóvenes tienen más dificultades. Macaulay Culkin (Solo en casa), Drew Barrymore (E.T.), Brad Renfro (El cliente) o Daniel Radcliffe (Harry Potter) son algunos de los que han tenido problemas con las drogas o el alcohol (en el caso de Radcliffe). Drew Barrymore es un ejemplo de los que superan el bache y regresan con éxito a la fama. Otros, como Brad Renfro, muerto a los 25 por sobredosis, se quedan en el camino.

Imagen de fergregory – Fotolia.comSimilar Posts: